15 de diciembre de 2017

"De sangre y ladrillos", de Régis Hautière y David François

De sangre y ladrillos Hautière y François
FICHA TÉCNICA:
Género: Novela gráfica
Guión: Régis Hautière
Ilustraciones: David François
Traducción: Carlos López Ortiz
Editorial: Kraken

SINOPSIS: 
Guisa, 1914. La guerra está a las puertas de Francia y el ánimo de sus ciudadanos se encuentra enrarecido; el Familisterio de Guisa parece un pequeño oasis de tranquilidad pero un inesperado crimen está a punto de cambiarlo todo. Aristide Latouche, obrero de la fábrica, ha sido asesinado y ahora el periodista Victor Leblanc y Ada Volsheim, residente del Familisterio junto a su padre, tendrán que desentrañar un misterio de proporciones cada vez mayores que amenaza con destruir todo lo construido.

OPINIÓN:
Destacaría de esta novela gráfica sobre todo la ambientación, física e histórica, por un lado se sitúa en el familisterio de Guisa y por otro la acción se desarrolla los primeros meses de 1914, justo antes de iniciarse la I Guerra Mundial. Una serie de asesinatos se suceden en el familisterio y serán el reportero Victor Leblanc y una joven habitante del lugar, Ada Volsheim, los que intentarán esclarecer qué esconden las sucesivas muertes.
Muy interesante todo el tema del familisterio, una pequeña ciudad obrera autosuficiente ideada por Jean-Baptiste Godin en el siglo XIX, y que representó una especie de utopía socialista realizada. Una obra bien dibujada en la que predominan los colores fríos que acentúan el aura de misterio que envuelve la trama. En conjunto me parece muy recomendable, entretenida y se lee en un rato.
Esther Rodríguez

12 de diciembre de 2017

"Cuentos de los días raros", de José María Merino

Cuentos de los días raros José María Merino
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Editorial: Alfaguara

SINOPSIS: 
Los quince cuentos de este libro nos hablan de esos días raros, siempre al acecho para traernos la fascinación o el desasosiego de lo imprevisto, de lo misterioso, de lo fatal, y mostrarnos lo que puede esconderse tras las imágenes de lo cotidiano.
Al profesor Souto empiezan a sorprenderle las respuestas de la inteligencia artificial que está ayudando a crear. Un joven ejecutivo descubre el camino que conduce al espacio verdadero de las novelas fantásticas que leía en su adolescencia. Alguien empieza a buscar una ciudad que no existe para purgar su cobardía. Una canción de los Beatles resulta ser el sortilegio para abrir el acceso a otro universo. Hay metamorfosis personales relacionadas con el equilibrio planetario. Existen personas capaces de cruzar el tiempo para encontrar un tesoro. Los viajes de la memoria pueden estar llenos de extrañas revelaciones. El mundo terminó en 1992...José María Merino, uno de nuestros mejores cuentistas, sabe y demuestra que la concisión es aliada de la fuerza y belleza de las palabras y de las historias, y que las claves más seguras para comprender la realidad están en la literatura.

OPINIÓN:
No había leído nada del autor con anterioridad y este recopilatorio de cuentos me ha sorprendido muy gratamente. Peculiares, raros, inquietantes... un conjunto original de relatos que me han encantado. No podría elegir uno de entre los quince cuentos, quizá apartaría dos o tres que no han calado tanto en mí, pero el resto me han gustado mucho.
El primero es “Celina y Nelima”, en el que una absorbe la atención del profesor Souto, lo que provoca los celos de la otra, lo curioso es que... Sorprende “La memoria tramposa” del hermano que vuelve a casa después de quince años, el mundo paralelo en el que penetran los intérpretes de “All you need is love”, o la inquietante transformación que percibe en su cuerpo el protagonista de “Papilio Síderum” y que recuerda a la conocida metamorfosis de Kafka, la inexplicable aventura que viven los chicos protagonistas de “El inocente”, los recuerdos perdidos en la memoria de las “Maniobras nocturnas” de un padre durante el servicio militar en un regimiento ciclista, ese curioso desdoblamiento que encontramos en “El fumador que acecha”, o los recuerdos de juventud del narrador de “El viaje secreto” y su descubrimiento de las novelas.
Con gran variedad de temas y de registros, el autor juega con la memoria, la realidad y la fantasía. Escritos con sencillez y buena prosa, todos tienen algo que descoloca y te hace seguir leyendo hasta el final. Los recomiendo a los amantes de la narrativa breve. Por mi parte buscaré otros libros de José María Merino para leer.
Esther Rodríguez

11 de diciembre de 2017

"Historia de una tertulia", de Antonio Díaz-Cañabate

Historia de una tertulia Antonio Díaz-Cañabate
Género: Narrativa
Editorial: Espasa-Calpe

SINOPSIS: 
Los grandes temas de Antonio Díaz-Cañabate han sido su ciudad natal, las tertulias literarias y las andanzas callejeras y gastronómicos. Es un juglar y un cronista ejemplares de lo matritense, nudo de caminos españoles y del mundo. Una cierta melancolía crea su buen humor de hombre en mitad de la calle, muy sabedor de luces, gentes, anécdotas y categorías. "Historia de una Tertulia" es un fresco vivaz de la posguerra en un café desaparecido: el Kutz.

OPINIÓN:
Empezando por la conclusión, el libro merece la pena. Voy a elogiarlo y a ponerle una tacha.
Escrito con modestia y corrección, se basa en notas que Cañabate tomaba al llegar a casa de madrugada, tras la tertulia. Se publica en el 53, lo contado sucedió en 1941 y 42. Imprescindible para los taurinos, con impagables anécdotas de José María Cossío, Guerrita, los Gallos, Belmonte, etc. Para todos, impresiones y opiniones de Emilio García Gómez, Eugenio d'Ors, Baroja, José Pla, Gerardo Diego, Zuloaga, Gutiérrez Solana, y muchos más, habituales o frecuentes en la tertulia de la calle de Alcalá. 
Un ejemplo de anécdota entre mil: "Un andaluz, cocinero en Londres muchos años, escribió un voluminoso tomo, en el que trata temas culinarios y gastronómicos estupendos. Por ejemplo decía "de cómo debe ser una comida celebrada en una jaula con leones." Y especificaba que los comensales no debían nunca mirar ni a los leones ni a los barrotes."
La tacha. Es una tertulia de vencedores de la guerra civil. No se hace sangre en el libro con los rojos, se los cita poco, con desprecio y humor vencedor. Sobre todo, se habla de Madrid y España como si los perdedores no existiesen; un problema grave les parece a estos hombres la escasez de puros, en una España con hambre y cartillas de racionamiento.
El tema da para mucho, pero esto es sólo un comentario libresco, de un libro que, repito, merece la pena. Leo la edición de Espasa Calpe de 1978, con buen prólogo de F. Umbral. 10 euros en mercadillo de viejo, 284 páginas. El índice anuncia el final en la página 291, lo que es un error, claro.

Luis Miguel Sotillo Castro

6 de diciembre de 2017

"Libro de la Felicidad" (de la Bibliothèque nationale de France), de autor Anónimo

Libro de la felicidad
FICHA TÉCNICA:
Género: Códice
Traducción: Miguel Ángel de Bunes Ibarra y Evrim Türkçelik
Editorial: Moleiro

SINOPSIS: 
En la segunda mitad del siglo XVI el imperio Otomano era el más extenso y poderoso: sus dominios se extendían desde Budapest a Bagdad, desde Omán y Túnez a la Meca y Medina, cerca del Mar Rojo; e incluía ciudades de la importancia de Damasco, Alejandría o El Cairo. Los turcos estaban a las puertas de Viena y controlaban la Ruta de la Seda, el Mar Negro y la mitad oriental del Mediterráneo. El sultán, con su corte y su harén, gobernaba el imperio desde Constantinopla, donde arquitectos, pintores, calígrafos, joyeros, ceramistas, poetas, etc. trabajaban a su servicio. Sultanes como Süleyman I el Magnífico o su nieto Murad III, cultos y sibaritas, se convierten en los grandes mecenas del arte y responsables del espectacular desarrollo de los talleres del Serrallo, que crearon un arte otomano original que se desprendió de la influencia persa todavía presente en el siglo XV.
El siglo XVI e inicios del XVII representan para la pintura turca otomana el periodo más fecundo, y la época de Murad III (1574-1595) fue especialmente fértil en obras hermosas, como el Matali’ al-sa’adet de Mohamed ibn Emir Hasan al-Su’udi.
Traducido de un original escrito en árabe por orden del propio sultán (cuyo retrato aparece en el f. 7v), el Libro de la Felicidad contiene una detallada descripción de las características de los nacidos bajo cada uno de los doce signos del zodíaco, una serie de pinturas representando distintas situaciones del ser humano según la conjunción de los planetas, unas tablas de concordancia fisonómicas, tablas para la correcta interpretación de los sueños, y un enigmático tratado de adivinación con el que cada cual puede pronosticar su suerte.
El mundo oriental se despliega ante nuestros ojos en cada miniatura: personajes misteriosos con extrañas poses, exóticas vestiduras de vistosos colores, lujosas mansiones y suntuosos palacios, mezquitas desde cuyos minaretes los muecines llaman a los fieles a la oración… Caballeros de porte elegante pasean sobre sus estilizados caballos enjaezados con ricos adornos. Multitud de animales exóticos pueblan las páginas de este manuscrito: exuberantes pavos reales, serpientes marinas extraordinarias, peces gigantes, águilas y otras rapaces, así como golondrinas, garzas y otras aves, cuyo dibujo estilizado y elegante revela una notable influencia de la pintura japonesa. También se ha dedicado una sección completa a los monstruos del imaginario medieval turco, poblado por demonios amenazadores y bestias fantásticas.
Todas las pinturas parecen haber sido realizadas en el mismo taller, bajo la dirección del célebre maestro Ustad ‘Osman, sin duda autor de la serie inicial de pinturas dedicadas a los signos del zodíaco. ‘Osman, activo entre c. 1559 y 1596, dirigió a los artistas del taller del Serrallo desde 1570, y marcó un estilo que siguieron otros pintores de la corte, caracterizado por la precisión en los retratos y un soberbio tratamiento de la ilustración.
El sultán Murad III estaba completamente absorbido por la intensa vida política, cultural y sentimental del harén. Tuvo 103 hijos, de los que sólo 47 le sobrevivieron. Sin embargo, Murad III, cuya admiración por los manuscritos iluminados sobrepasaba la de cualquier otro sultán, encargó este tratado de la felicidad especialmente para su hija Fátima.
Traído desde El Cairo a París por Gaspard Monge (1746-1818), reputado geómetra y conde de Péluse, fue depositado en la biblioteca en nombre de Napoleón Bonaparte.

OPINIÓN:
Todo lo bueno de la vida, comer tres huevos con chorizo, beber, fumar, el amor, es malo para la salud, o termina mal.
¿Todo? No, hay una excepción. La lectura.
Los que leemos mucho, alguna vez hemos tenido que refutar eso de que mientras lees no vives "de verdad". ¿Y qué es vivir? ¿Trabajar, ver la tele, comportarse en Twitter como fanfarrón de bar, comer los polvorones amorosos que tu cuñada guarda desde el año pasado, ir de turismo y no entrar en los museos porque cobran... etcétera?
Mientras lees, no enredas, no das la paliza a nadie, no eres ruidoso. Mientras lees cabe la posibilidad remota de que aprendas algo y, sobre todo, egoistón, mientras lees eres feliz
.
Luis Miguel Sotillo Castro

4 de diciembre de 2017

"Perdón", de Ida Hegazi Høyer

Perdón Ida Hegazi Hoyer
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Cristina Gómez Baggethun
Editorial: Nórdica

SINOPSIS: 
"Perdón" es una intensa novela sobre el amor, el autoengaño y los secretos peligrosos.
Dos jóvenes se encuentran y se enamoran a primera vista. Él es un estudiante de Filosofía que impresiona profundamente a la chica por su elaborado discurso intelectual; parece el hombre perfecto. Se trasladan a un pequeño apartamento, y en los días, semanas y meses posteriores no ven a nadie más. Pero empiezan a surgir sentimientos de malestar en la pareja. Pequeños signos, pequeñas rarezas que sugieren que las cosas podrían no ser como parecen…
Esta novela, ganadora del Premio de Literatura de la Unión Europea y que consagró a su autora como uno de los jóvenes talentos más prometedores de todo el continente, explora el lado más oscuro de la vida cotidiana, con un realismo que raya en lo onírico y absurdo, y un lenguaje que atrae al lector hacia una atmósfera de sensaciones que vivirá como propias.

OPINIÓN:
Ya no hay ni un tú ni un yo” es la frase que se repite la pareja protagonista, dos jóvenes veinteañeros que se enamoran a primera vista y que enseguida se van a vivir juntos.
Con un inicio muy sugerente, la novela me atrapó enseguida. Narrada en primera persona por la chica protagonista, transmite una frescura y sinceridad muy acorde con sus vivencias. Del mismo modo, a medida que pasan las páginas, nace en el lector cierta dosis de angustia, pues siente que algo está mal en esa pareja perfecta. En ese sentido es una lectura muy realista y vital.
Una historia de amor idílica que se transforma en un drama poco convencional, siguiendo unos derroteros inesperados. En mi opinión es un texto muy “nórdico”, me han sorprendido el tipo de temas que han surgido, resultando al final una lectura más profunda de lo que parecía, y también con su toque de rareza. Me ha gustado mucho.
Esther Rodríguez
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...